La Catedral de San Mamés sigue predicando el fútbol total

Posted in Sin categoría by Torito8 on 7 noviembre 2011

Bendito fue el día en que Josu Urrutía trajo a Marcelo Bielsa al Athletic Club. Con Caparrós, el Athletic consiguió en algunas fases de sus temporadas, llegar a practicar un fútbol convincente, con Javi Martínez, Iturraspe y Fernando Llorente como pilares en ataque y creación y con Iraola principalemente en el aspecto defensivo. Demasiado infravalorado ha llegado a estar el conjunto vasco estos últimos años, algunas veces criticado con razón, pero el Athletic nunca ha dejado de ser el Athletic y en el partido de ayer con el Barcelona demostró porque es el único equipo dejando a parte a ”los estamentos superiores” que jamás ha abandonado la Liga BBVA.

Bielsa apostó por jugarle de tú a tú al Barcelona, un suicidio en el Camp Nou, pero una jugada arriesgada en San Mamés, pudo salir claramente perjudicado pero Messi no tuvo su día, y la defensa del Athletic si. El partido ofreció fútbol, la parroquia de San Mamés volvió a predicar  fútbol, en la que en los entrenadores tuvieron mucho que ver. La mala cara para el Barça es que ha perdido 2 puntos respecto al Madrid, que ya está a 3 pero que aún se puede remontar perfectamente. Un buen partido de fútbol, de esos que hubo emoción, una grada que da gusto y sobretodo empache de salsa de fútbol, los goles

Bielsa propuso tener el balón a ráfagas, una buena tàctica, no como otros equipos que cuando juegan de tú a tú al Barça se van a por la total posesión del balón, y siempre les cae un carro. El Athletic quiso tener por minutos el control del partido, y la verdad es que no le salió nada mal, el conjunto rojiblanco me recordó a la mejor versión del Villarreal y cuajó un muy buen partido. Iturraspe demostró que es un mediocampista muy interesante y que puede ser un muy buen Javi Martínez, trasladado a la zaga del Athletic. Javi Martínez es bueno lo pongas donde lo pongas, un mediocentro total reconvertido en central, simplemente perfecto. Sabe robar y presionar y sacar el balón jugado, así que en la posición de central me recuerda mucho a Piqué. Muniain no cuajó su mejor partido, pero fue importante en el desarrollo del Athletic en la banda izquierda, donde Adriano consiguió frenarlo en algunas ocasiones. Herrera hizo su partido, magnífico. A parte del gol, envió varios balones entre líneas, como uno a Muniain que casi termina en golazo del Athletic y que un desafortunado charco evitó que el joven extremo disparara con precisión. Susaeta se marcó un partidazo, la banda derecha del Athletic fue la más utilizada en el partido por los de Bielsa, luchó como un auténtico león, se podría decir que defendió hasta el último minuto el escudo del Athletic Club. Llorente no cambia, se fue con la camiseta rota, como ya pasó en Sudáfrica defendiendo a España, difícil de parar en la delantera, Del Bosque tomaría nota. Gorka Iraizoz hizo de Javi Varas ayer. El ex del Espanyol sacó casi lo insacable, como un disparo de Dani Alves en la primera mitad casi desde el punto de penalty con potencia, complicadísimo de sacar.

El loco dio una lección de táctica a todos los entrenadores del mundo, así es como se le puede hacer daño al Barça. Ahogando por las bandas a Alves y Adriano y centros por arriba para que Llorente aproveche su altura. Iturraspe siempre acompañó la jugada por la banda para poder bascular en un posible contraataque azulgrana y Ander Herrera era el encargado de coger la zona de tres cuartos para poder desde ahí profundizar más el juego del Athletic. A parte de que Messi no tuvo su día, la zaga del Athletic estuvo listísima, cuando uno salía al paso, rápidamente otro basculaba y así continuamente además de no dejar ningún espacio para que Messi pudiera jugar con sus compañeros. Me explico: en una jugada en el borde del área, Messi se regateó a Iturraspe, que al verse superado corrió atrás, luego a Javi Martínez, luego a Iturraspe de nuevo, pero ya no pudo con Iraola, además de eso, Cesc no se podía quejar de que Leo no le diera el balón, ya que la otra mitad de la defensa estaba tácticamente muy bien colocada. Así da gusto. El ‘’loco’’ hizo de las suyas, que grande eres Bielsa.

Aunque Guardiola no quiso ser menos, tenía su oportunidad para demostrarle personalmente a Marcelo Bielsa que el alumno puede ser tan listo y astuto como su profesor, aunque la verdad, no hacía falta un milagro para ganar el partido. Pep quiso tener el balón, como siempre, aunque quizás con bastante más ahínco que nunca, quitó a Villa y puso a Fábregas en la delantera, a Messi de falso nueve, donde está deslumbrando últimamente, y a Adriano de extremo donde no se dejó ver mucho en ataque.  Aunque ayer no fue el día de Messi, mucho mediocampo puso Guardiola para doblegar al Athletic, la única manera de ser el mejor párroco en La Catedral es tener el balón, hacer daño con el cuero y así callar a San Mamés, es la mejor medicina. Guardiola puso a Xavi, Iniesta y Busquets en el mediocampo y arriba a Cesc, Messi y Adriano, al que Guardiola trasladó a la izquierda. Cesc era el que más bajaba a recibir y Messi no paraba de tirar desmarques, fraguados por la defensa bilbaína, que estaba en todo. Alexis entró en la segunda mitad y no ofreció mucho, quizás porque no era un partido para él, en cambio, Fábregas se salió y ofreció una muy buena versión. El Barcelona se empeñó en jugar por el centro en muchas ocasiones, ya que no vi subidas constantes de Dani Alves o de Abidal, que no se dejaron ver en ataque, aunque la verdad es que Abidal estuvo muy serio en defensa, más que Dani Alves, a Abidal le tocó bailar con la más fea,  Muniain, un chico que le puede crear verdaderos quebraderos de cabeza a todos los defensas de la Liga BBVA. La entrada de Alexis Sánchez por Xavi retrasó a Cesc atrás para adelantar al chileno, cuando entró Villa por Adriano se vio un Barça más revolucionado y no tan ordenado como antes. El cambio de Piqué por Thiago fue lo total, ya que Pep retrasó a Busquets y lo puso de central y a Thiago de mediocentro, teniendo así otra alternativa de mediocampo para el Barça de este año.

El Barcelona intentó buscar lo suyo, pero cayó en un error que le pasa algunos equipos cuando están ansiosos por buscar el gol a la desesperada, jugar por el centro. Vale que Messi es el mejor del mundo y de los mejores de la historia pero no se puede darle toda la responsabilidad a un jugador, teniendo jugadores al lado como Iniesta, al que frenaron duramente, o a Xavi, o a Alexis, o a Cesc, entre otros. El planteamiento arriesgado de Bielsa pudo haber acarreado una goleada culé, pero estos no sabieron materializar el estelar fútbol que produjeron ayer. Un partido para ver en el cine, desde hace un mes no disfrutaba de un partido tan igualado (Valencia 2-2 Barcelona).